La frase del día

El que no durara para siempre, eso no significa... que no valió la pena.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Bar Code

Pensé que era un nuevo bar, pero no.

La primera patente de código de barras fue registrada en octubre de 1952 por los inventores Joseph Woodland, Jordin Johanson y Bernard Silver en Estados Unidos. La implementación fue posible gracias al trabajo de los Ingenieros Raymond Alexander y Frank Stietz, el resultado de su trabajo fue un método para identificar los vagones del ferrocarril utilizando un sistema automático. No fue hasta 1966 que el código de barras comenzó a utilizarse comercialmente y no fue un éxito comercial hasta 1980.

El código de barras es un código basado en la representación mediante un conjunto de líneas paralelas verticales de distinto grosor y espaciado que en su conjunto contienen una determinada información. De este modo, el código de barras permite reconocer rápidamente un artículo en un punto de la cadena logística y así poder realizar un inventario o consultar sus características asociadas. Actualmente, el código de barras está implantado masivamente de forma global.

Curiosidades:

El arquitecto Rem Koolhaas creo un diseño de bandera de Europa como crítica a la Unión Europea como entidad exclusivamente económica, realizando un diseño basado en las barras de código de barras de compra.



La marca de la bestia
"Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiera una marca en la mano derecha o en la frente, y que ninguno pudiera comprar ni vender, sino el que tuviera la marca o el nombre de la bestia o el número de su nombre. Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis"
Apocalipsis 13:16-18
Algunas organizaciones cristianas creen que la marca a la cual se refiere el Apocalipsis, será un código de barras, incrustado en la mano derecha o en la frente (a través de un microchip) sin el cual no se podrá comprar ni vender.

Pos entre que son peras y son manzanas, sabemos que en mucho dependemos del código de barras:

  • vamos a comprar algo, ahi ´ta el pinchi escaner para agilizar la fila
  • ya te fijaste que la mayoría de facturas ya lo usan?
  • vas a hacer un envío a x paquetería, ahi esta tu guía con el código de barras
  • revisas tu estado de cuenta, ahi esta también

En fin, que no podemos sustraernos de ser parte de un control bicolor...¡ya estás marcado!

5 comentarios:

Esparta dijo...

Maldito capitalismo!! jejeje
si no fuera por los codigos, ya me imagino las filas en el super.
llegara el dia en que tengamos uno incrustado en la piel? yo creo que si... y creo que el primer paso fue ponerle a las mascotas su chip, chale.
SALUDOS

vertebreaker dijo...

Es una gran idea llevada a buen término. Me da risa la religión y sus mamadas de siempre, como si no fueran ellos en esencia un negociazo y enemigos de la humanidad libre.

Labios Jaguar dijo...

Interesante artículo, y pues de uso tan común el código de barras que a veces ni siquiera nos preguntamos su origen.

Anónimo dijo...

POBRES IGNORANTES,NO SABEN LO QUE DICEN Y LO QUE LES ESPERA SI NO ENTREGAN SU VIDA A DIOS.

Anónimo dijo...

POBRES IGNORANTES,NO SABEN LO QUE DICEN Y LO QUE LES ESPERA SI NO ENTREGAN SU VIDA A DIOS.