La frase del día

El que no durara para siempre, eso no significa... que no valió la pena.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Aún no logro separar el cuerpo...

...del alma, ergo, tengo que tragarrrrr.

¿ Qué desayunaste hoy ?, o ¿ qué comiste ?... ¿ ya vas a comer?...

Qué difícil es hoy en día comer sano y sabroso, no podemos evitar echarnos una hamburguesa en McRoñalds o Mugre King; peor aún, los tacos de suaperro o chorizo, ¿si agarran la onda?

Sin embargo, y pese a todo ello, procuramos en la medida de lo posible comer en casa con el fin de evitar que aquella comida nos haga daño, pues quién no ha padecido una infección estomacal o una diarrea marca Acme que nos hace jurar y perjurar que jamás volveremos a comer esas chingaderas.

¡Nos vale madres!, no escarmentamos.

Muchos alimentos son parte de nuestra dieta (no, las Sabritas no cuentan), y más aquellas que estamos seguros que no pueden dañarnos...cosa más equivocada caballero.

Hay alimentos muy comunes que consumimos con "seguridad" en casa que pueden provocarnos una infección encabronada, repasemos algunos:

  • Huevos. Contienen la Salmonella Enteriditis, bacteria que ocasiona salmonelosis; la salmonela se encuentra generalmente en la corteza de los huevos por lo que es importante cocerlos bien antes de comerlos. Procura no consumirlos crudos.

  • Queso. Es un alimento que requiere de bacterias y hongos para obtenerse; sin embargo algunas larvas malignas pueden alojarse en él durante su proceso de añejamientos.

  • Ostiones. Existen al menos tres tipos de intoxicación por mariscos, neurotóxica, paralítica y amnésica.

  • Papa. Su principal desventaja es que se produce debajo de la tierra y los alimentos que tienen estas características generalmente contienen la bacteria Clostridium perfringens.

  • Alimentos verdes. Las legumbres de hojas verdes se tienen que desinfectar y no sólo lavar porque retienen muchos parásitos del agua contaminada. También su presencia en diversos remedios caseros las hace peligrosas. En ocasiones los compuestos activos de las plantas u hojas provocan reacciones adversas en el organismo.

  • Pescado. Es muy similar a la intoxicación por mariscos. Su principal agente infeccioso es la ciguatoxina que se encuentra en las algas que los peces comen. El riesgo principal con esta bacteria es que es termoestable, es decir, no importa que tanto se caliente el pescado, ésta seguirá presente.

  • Helados. Hechos a base leche o agua, el problema es igual para ambos casos. Los primeros, debido a la presencia de la bacteria Staphylococcus aureus y los segundos, por los contaminantes en el agua.


¿ Cómo ves ?, valiendo madre, y eso que solo son algunos alimentos los que se mencionan...ya vuelvo, creo que me dieron ganas de ir a "colgar el tamarindo".

¡Bon appetit!

4 comentarios:

aleko dijo...

Pues yo me cuido en las mañanas pero en las noches ceno un chingo jajaja ¡qué mierda!

aleko dijo...

Lo bueno es que Sa está estudiando nutrición, lo malo es que no cocina ni mergas jajaja

Ed® dijo...

jajajaja...

"Lo bueno es que Sa está estudiando nutrición, lo malo es que no cocina ni mergas"

Priceless , jajajajajaja....

Esparta dijo...

JA JA JA JA!! che aleko! jajajaja!
cenar el lo pior que puedo hacer, muy pesada la comida por las noches y no dormir.
bueno, nada como coser bien los alimentos y desinfectarlos devidamente.
tengo miedo, tengo miedo, tengo miedo!