La frase del día

El que no durara para siempre, eso no significa... que no valió la pena.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

¿ Pena de Muerte ?

Fue ayer el Palacio Legislativo de San Lázaro el escenario para una representación más del teatro del absurdo. Durante casi tres horas los diputados debatieron sobre un debate y se acusaron, se juzgaron, intercambiaron sentencias.

Cerca de 200 minutos, tiempo en el que integrantes de las fracciones del PRI, PAN, PRD y PVEM alegaron. A discusión estaba una propuesta de punto de acuerdo de la Junta de Coordinación Política para organizar un debate nacional sobre la pena de muerte. Le pusieron otro nombre al foro, pero esa era la cuestión de fondo.

Y ante todos ellos, Eduardo Sánchez, priísta, pidió la palabra y en cuanto habló se hizo el silencio. Y es que contó una historia real, la de un amigo suyo que tiene un hija de la misma edad de la de él, 13 años. La secuestraron. Y la primera noticia de vida que tuvo su compañero fue una oreja de su niña.

Eduardo Sánchez vibraba, luchaba por contener la dura emoción. Continuaba: se hicieron las negociaciones, posteriormente, su amigo recibió un video en el que aparecía su pequeñita siendo víctima de abusos de quienes la tienen secuestrada.

Después el legislador le reclamó a sus compañeros: “¿Qué podemos decirle a ese hombre, qué se puede hacer para detener a quienes están lastimando a su hija mientras nosotros estamos discutiendo aquí sobre principios y cuestiones electoreras?”.

Y para concluir, Eduardo Sánchez dejaba ahí entre ellos otros dos cuestionamientos: “¿Cuál es la pena que merece un hombre que es capaz de mutilar y violar a una niña y mantenerla secuestrada durante todo este tiempo? ¿Es posible la conciliación, es posible la readaptación de un ser humano que ha llegado al extremo de hacerle daño de esa manera a una pequeña?”.

Continuó el debate sobre el debate. Los panistas y los perredistas aseguraban que las propuestas de priístas y ecologistas son electoreras. En tal sentido, Juan José Rodríguez Prats manifestó que la sociedad está irascible y enconada “y no debemos motivar el que la sangre se pague con sangre”. Claudia Lilia Cruz Santiago dijo que la pena de muerte es la institucionalización de la tortura.

El priísta Jericó Abramo Masso insistiría en que es necesario darle la oportunidad a los ciudadanos de que expresen lo que sienten. De paso retó a los panistas: “Díganle al Presidente que su gobierno ha sido secuestrado, que buscamos ayudarle a que lo rescate”.

Finalmente se puso a votación el punto de acuerdo. Se rechazó la posibilidad de debatir la pena de muerte... después de tres horas de debate. En el aire quedaban las preguntas de un hombre que contó la historia de la muerte en vida de un amigo.

Tomado de El Universal.

¿ Que sucedería si fuera uno de estos imbéciles funcionarios el papá o la mamá de esa niña ?

Que estamos irascibles y enconados...estamos hartos de ustedes, pendejos!, hartos y hasta la madre de ver que no hacen nada por ya siquiera disminuir la criminalidad; hartos y hasta la madre de ver como discuten y pelean por otras pendejadas valiendoles madres los ciudadanos; estamos hartos y hasta la madre de ver su maldita pasividad ante los problemas...y sobre todo, creo que ya estamos hartos y hasta la madre de ustedes!

Oajala pudieramo tener los huevos de mandarlos a chingar a su madre, quitarles todo cuando dicen que ganan por haerse pendejos...es mas, quisieramos desaparecerlos.

Sé que la Pena de muerte es un arma de doble filo, pero ¿ qué hacer cuando se confirma la culpabilidad ? ? cuando eres tú el que sufre de secuestro, robo y demás ?, maldita sean las moralinas y la pinche corrupción.





2 comentarios:

aleko dijo...

Híjole, escribiré algo sobre eso...

Mientras tanto comentaré que estoy de acuerdo con ésta pena, creo que en México hay mucha gente que debe morir y no es hacer un delito para cubrir otro sino que ¿para qué mantener a un violador?...

Saludos

"Logra tus sueños sin dormirte en el intento"- Frase de la semana en alekorocks...

Anónimo dijo...

a favor de

Saludos Ed
Atte: Benjas