La frase del día

El que no durara para siempre, eso no significa... que no valió la pena.

viernes, 28 de agosto de 2009

Mis abuelos

Adultos mayores, abuelos, viejos, como los llamo, han sido parte de mi vida, he aprendido tanto de ellos...y los extraño mucho, de eso no hay duda.

Mis padres maternos no estan ya con nosotros, pero los recuerdo a diario aun cuando hace años se me fueron. Mi abuela, mujer fuerte, guapa, con un sentido de lucha enorme, recuerdo vagamente sus pleitos con mi padre, ya que ella me llevaba a su casa y mi padre al regresar del trabajo, no me encontraba en casa, como te extraño abuela. Mi abuelo, hombre sabio, cariñoso, activo hasta sus últimos días, fue asesinado por unos malnacidos quienes le robaron lo poco que traía encima, Recuerdo que siempre bromeaba con nosotros, él me regaló la mejor bicicleta que he tenido, gracias por los dulces, las cajetas abue, te extraño muchisimo.

De mis abuelos paternos, solo queda mi abuela, es una mujer que quizás peco de sumisa, poco demostrativa pero atenta, preocupada por todos, a veces parcial, otras tantas defensora. Es muy activa actualmente, viaja con su grupo de jubilados, aprende manualidades. Sé que la operaron ayer de un problema en la vista, te llamaré hoy abuela. Mi abuelo, ah el abuelo, ese señor tenía un poder de convocatoria como pocos, hacia de una pequeña reunión familiar una fiesta apoteosica. Estar con él garantizaba gozar de su sentido del humor, sus travesuras, era increíble su compañía. Sus cumpleaños eran eventos esperados con ansias, se desvivía por atender y dar a su familia, le importaba poco sufrir del corazón, todo mundo que lo conoció lo supo querer, era muy apreciado; era un hombre de campo, aprendí de él lo poco que sé de ello, con él conviví la mayor parte de mi juventud, hombre abuelo, no sabes como sentí tu muerte, pero estoy seguro que estas orgulloso de mi padre, de mi y mis hermanos, comparados con el resto de la familia. Allá donde estas abuelo, sabes que te quise muchisimo, gracias por todo.

Permitanme hacerles llegar una felicitación a todos sus abuelos, esten vivos o muertos, creo que de cada uno aprendemos muchisimo, creo que no hay mejores palabras de aliento y consejos que aquellos que vienen de ellos. Y no es que me acuerde porque es su día, siempre los pienso, es solo que hoy es su día especial.

¿ Qué más decir ?, solo que como todo: hay que disfrutarlos mientras los tenemos, después, recordar lo que nos enseñaron y aconsejaron, y aplicar en su momento su sabiduría.

Un abrazo a mis abuelos hasta donde esten, siempre los recordaré...y aún los llevo en mi corazon. Son ustedes, mi historia.



4 comentarios:

Esparta dijo...

Gratos recuerdos que tenemos todos y cada uno de nosotros de nuestros abuelos! yo los recuerdo con mucho cariño, pero sobre todo a mi abuela paterna que le mando una felicitacion de aqui hasta el cielo! (siempre te recordare).
gracias por conpartir tus sentimientos hacia tus abuelos, no cualquiera lo hace, felicitaciones igualmente!.
saludos!

vertebreaker dijo...

Yo personalmente tengo gran cariño por mis abuelos maternos nada más, con todo y que mi abuelo es algo distante. De mis abuelos paternos no guardo buen recuerdo: uno era un patriarca tiránico mal pedo y la otra tiene Alzheimer y de todos modos nunca nos llevamos muy bien. Felicidades, de todos modos, a los abuelos.

Labios Jaguar dijo...

De mis abuelos conviví más con mi abuela paterna, con sus hijos fue una persona muy dura (es lo que he oido), sin embargo con los nietos fue una persona muy cariñosa, tal vez porque ya no sentía una obligación de educarnos, por decirlo de alguna manera.
Mi abuelo paterno no lo conocí, dejó a mi abuela con mi padre y su hermano eran pequeños.
De mis abuelos maternos solo vive mi abuelo, pero a veces hasta parece él el joven debido a la vitalidad que todavía se carga el señor.

Yito dijo...

Mi abuela materna falleció hace más de 10 años y aún la recuerdo con el cariño que le tenía. Mi abuelo materno aún lo tengo aquí con sus 99 años de vida aunque está delicado de salud desde hace un par de días.
A mis abuelos paternos también les tengo mucho cariño y ahí andan todavía con sus dolencias preocupándose por todos nosotros.